En una economía de mercado la no viabilidad empresarial, hace parte integral de la asunción de riesgos: Superintendente

ImprimirImprimirEnviarEnviar
EN UNA ECONOMÍA DE MERCADO LA NO VIABILIDAD EMPRESARIAL, HACE PARTE INTEGRAL DE LA ASUNCIÓN DE RIESGOS: SUPERINTENDENTE

Cali, octubre 1 de 2019. “Hoy en día el modelo de supervisión es reactivo, poco articulado, de baja productividad e impacto en el sector solidario. En el 2022, la Supersolidaria se destacará por su modelo de supervisión basado en la gestión de riesgos,prospectivo, participativo y efectivo; que redunde en la sostenibilidad y avance de la economía solidaria”, así lo manifestó el Superintendente Ricardo Lozano Pardo, ante más de 200 asistentes al Encuentro de Cooperativas Cafeteras, que inició hoy.

Según el Superintendente Lozano Pardo “La supervisión financiera no es, ni sirve de seguro contra la NO viabilidad de entidades; pues en una economía de mercado la NO viabilidad empresarial, hace parte integral de la asunción de riesgos”.

Es así como, el Superintendente explicó  a los  representantes de las Cooperativas de Caficultores, la adopción de la nueva arquitectura empresarial y el plan estratégico “Super-Visión” para la transformación, que viene implementado la Entidad y que trasciende en favor de las organizaciones vigiladas, sus asociados, ciudadanía  y demás entidades del sector.

Dicho plan está enfocado hacia una supervisión eficaz, que cuente con solidas políticas y procesos en materia de Gobierno Corporativo, adecuados procesos de Gestión del Riesgo de crédito, mercado, liquidez y operativo;  suficiencia de capital  y políticas y procesos adecuados para identificar, cuantificar, evaluar, vigilar, informar, controlar o mitigar concentraciones de riesgo en el momento oportuno. 

Así mismo, el Superintendente de la Economía Solidaría,  destacó la importancia de contar con sistemas adecuados para gestionar el riesgo de tasa de interés en la cartera, marcos adecuados de control interno para establecer y mantener un entorno operativo correctamente y contar con políticas y procesos adecuados para gestionar el riesgo de concentración y límites de exposición a grandes riesgos, entre otros temas.

“Al final lo que queremos es pasar de una supervisión por cumplimiento a la planeación y toma de decisiones relacionadas con la supervisión basada en riesgos;  para de esta manera, asegurar la protección de los derechos de los asociados y la comunidad en general”, concluyó el Superintendente Lozano Pardo.